Tengo varios préstamos personales y no los puedo pagar

Si eres un particular y las deudas con los Bancos te están agobiando, ¿sabes que desde 2015 existe una Ley que te permite exonerarte de parte del pasivo? Se llama Ley de Segunda Oportunidad y en Reclamacionesbancariasnavarra.com somos especialistas en su tramitación. Te contamos cómo puedes acogerte a este régimen.
¿Qué pasaba hasta 2015?

Quizás seas uno de los muchos navarros al que le despidieron del trabajo y no puedes afrontar el pago de la hipoteca, de la letra del coche y del préstamo que pediste para la reforma de la casa; o te has separado, y tu pareja no se responsabiliza en su parte de las deudas y te reclaman a ti el 100%... Hay multitud de situaciones en los que un particular puede adeudar dinero al Banco, pero no tiene bienes suficientes para saldar dicha deuda.

El problema que existía hasta 2015 es que una persona en tu situación respondía no sólo con todos sus bienes presentes, sino también con los futuros (artículo 1911 del Código Civil), de forma que ante la imposibilidad de pagar una deuda, ésta se perpetuaba en el tiempo, arrastrando indefinidamente el particular una losa que nunca podía satisfacer, y que incluso se iba incrementado con intereses.

Esta situación impedía al emprendedor, por ejemplo, pedir en un futuro un nuevo préstamo para iniciar otro negocio o comprar un piso, y le limitaba su acceso al mercado laboral, ya que al trabajar por cuenta ajena le volvían a embargar el sueldo.

¿Qué sucedió a partir 2015?

Todo esto cambió en julio de 2015. Lo que la Ley de Segunda Oportunidad permite es que un particular pueda saldar el 100% de  todas sus deudas -salvo las contraídas con la Seguridad Social y Hacienda Foral, que solamente pueden reducirse en un 50%- únicamente con sus bienes presentes, de forma que aunque el valor de éstos no sea suficiente para pagar las deudas, se le exonera de todo el pasivo (salvo, repetimos,  las deudas de Hacienda y Seguridad Social, que sólo pueden ser reducidas en un 50%).

Así, el sueldo que pueda percibir el particular en un futuro, el piso o el coche que pueda adquirir, o el préstamo que pueda solicitar, en modo alguno se verán afectados por las deudas pasadas.

¿Qué implica la exoneración del pasivo insatisfecho?

Tienes que ser consciente que se paga un alto precio por esta exoneración, ya que si no se alcanza un acuerdo extrajudicial con los acreedores a través del mediador designado por el Registro o notario (primera fase del procedimiento previsto por la Ley), automáticamente el deudor pasa a concurso de acreedores (segunda fase del procedimiento) y de ahí a liquidación, perdiendo todo su patrimonio. En esta ley, se liquidan todos los bienes del deudor. No vale eso de decidir que esta casa la meto y esta no. Entra todo. En otras palabras, interesa a aquellos cuya deuda sea superior a su patrimonio.

No obstante, los Tribunales aunque tímidamente y dependiendo de los casos, vienen a admitir la posibilidad de que la vivienda habitual no sea subastada en el concurso, siempre que el valor de la deuda sea superior al valor de la casa, y estés al día con el pago de la hipoteca. Con esto podrías exonerarte de las deudas de la empresa, sin tener que desprenderte de tu vivienda.

Requisitos

Para poder acceder a este beneficio tienes que cumplir una serie de requisitos:

  • Tener un estado de insolvencia actual o inminente.
  • Haber actuado de buena fe: es decir, que la insolvencia no sea consecuencia de ningún alzamiento de bienes o ningún delito contra patrimonio o fraude económico.
  • No haberte acogido a la Ley de Segunda Oportunidad en los cinco años anteriores y que no se te haya declarado en concurso en los últimos cinco años.
  • No tener más de 50 acreedores o que el pasivo no sea superior a los cinco millones de euros, y tener un patrimonio también inferior a los cinco millones de euros.

 

Entonces ¿qué hago?

Si te encuentras en alguna de las situaciones que te hemos descrito, no dudes en llamarnos, y te asesoraremos en lo que necesites.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información