Gastos de hipoteca

Cuando firmaste el préstamo hipotecario de tu casa, ¿el Banco te impuso el pago de todos los gastos? ¿Pagaste los gastos de notaría, Registro de la Propiedad, gestoría o tasación del inmueble? El Tribunal Supremo ha declarado nulas las cláusulas de gastos a cargo del prestatario. A continuación te lo explicamos.
¿Son legales?

El 23 diciembre de 2015 el Tribunal Supremo declaró en su sentencia nº 705/2015 abusivas las cláusulas relativas a los gastos que corren a cargo de la parte prestataria, es decir, aquellos gastos de constitución y formalización del préstamo hipotecario que los Bancos cargan a sus clientes.

Dado que el Banco es el principal interesado en elevar a público el préstamo hipotecario e inscribirlo en el Registro de la Propiedad para que pueda ser oponible a terceros, es el propio Banco quien tiene que pagar los costes que ello conlleva.

¿Qué personas pueden reclamar?

Pueden reclamar los gastos todas aquellas personas que tengan vigente un préstamo hipotecario, e incluso, todas aquellas personas que hayan terminado de pagarlo.

¿Qué es lo que se reclama?

El Tribunal Supremo, en varias sentencias dictadas por el Pleno el 23 de enero de 2019, finalmente ha determinado que el Banco tiene que asumir el 50%  de la factura del notario, el 100% de la factura del registrador, y el 50% de la factura de la gestoría.

Te ponemos un par de ejemplos reales para que veas cuánto que saldría a devolver:

  • En una hipoteca concedida en 2013 por importe de 230.000 €, el cliente recuperaría 950 euros.
  • En una hipoteca concedida en 2011 por importe de 130.000 €, el cliente recuperaría 750 euros.
¿Cuál es el procedimiento para reclamar?

En primer lugar, se dirige una carta al Servicio de Atención al Cliente de la entidad bancaria con la que se ha firmado el préstamo hipotecario reclamando los gastos a los que ha hecho frente el cliente. La entidad financiera tiene la obligación de dar una respuesta a esa carta.

En segundo lugar, para el caso de que la entidad financiera no ofrezca un acuerdo satisfactorio para el cliente o no atienda la reclamación, el siguiente paso es acudir a la vía judicial.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información