Préstamo rápido

Alberto pudo rebajar la cantidad que le reclamaba Cofidis en más de un 60%, por la existencia de cláusulas abusivas en su préstamo

En diciembre de 2006 Cofidis concedió Alberto dos préstamos por un importe total de 4.820 euros, cuyas cuotas fueron siendo satisfechas religiosamente durante años -2.926 euros entre ambos préstamos- hasta que, debido a la mala situación económica de Alberto, éste no pudo hacer frente a las mismas, por lo que Cofidis interpuso demanda judicial en 2017 reclamándole el pago de 4.526, 33 €.

En la liquidación aportada al Juzgado por la entidad, a Alberto, aparte del capital, se le reclamaban intereses, un seguro por importe de 442,89 euros, gastos de indemnización por vencimiento anticipado por importe de 208,36 euros y comisiones por devolución por importe de 410 euros.

Alberto se opuso a la demanda interpuesta por Cofidis, alegando la existencia de cláusulas abusivas, oposición que fue estimada mediante sentencia dictada por la Audiencia Provincial de marzo de 2018.

 

  • Así, en cuanto a los intereses reclamados, en los contratos suscritos por Alberto se establecía, sin especial relevancia tipográfica, y después de trece condiciones generales y seis particulares la siguiente cláusula:

    Coste del crédito: El tipo de interés mensual inicial es el 1,7367 % correspondiente a un tipo de interés nominal anual del 20,84 % (T.A.E 22,95%) la TAE se calcula de acuerdo con la circular 8/1990 del Banco de España (B.O.E. n.º 226 del 20 09.90) modificada por la Circular 13/1993 (B.O.E. nº 313 y con el anexo de la Ley 7/95 de Crédito al Consumo. En el referido cálculo no se incluye el importe del seguro, caso de haberse suscrito, ni las comisiones, penalizaciones o indemnizaciones. El coste del crédito comprende los intereses devengados por el capital utilizado. Los tipos de interés podrán ser revisadas de conformidad con lo expresado en la condición 8 de las Cotizaciones Generales de la Cuente Permanente"

    El Tribunal anuló esta cláusula de intereses por falta de trasparencia, ya se encontraba enmascarada a lo largo del contrato, impidiéndole a un consumidor medio poder tener un conocimiento cabal de cómo opera, resultando, en consecuencia, abusiva, y determinando por ello, la improcedencia de la reclamación de esos intereses.

  • En cuanto, al seguro de 442,89 euros, la sentencia entiende que no procede su pago, ya que Cofidis trataba de justificarlo en base a un contrato de seguro hecho telefónicamente, del que no existía ninguna prueba
  • En cuanto a los gastos de indemnización por vencimiento anticipado, la sentencia declara su abusividad ya que “resulta claramente perjudicial para el consumidor y rompe el equilibrio entre las partes”
  • En cuanto a las comisiones por devolución, la sentencia declara igualmente su abusividad ya que “no existe ninguna prueba de que la devolución haya supuesto gasto alguno para la sociedad reclamante que deba ser retribuido, prueba que de acuerdo con el art. 217 a ella le incumbía”

 

En definitiva, la sentencia entiende que Alberto únicamente tiene que pagar 1.867 euros, correspondientes a la diferencia entre los 4.820 euros entregados por Cofidis, y los 2.926 euros que ya había satisfecho.

Es decir, de los 4.526,33 euros reclamados en un principio por Cofidis, Alberto tenía que pagar únicamente 1.867 euros, reduciéndose la deuda en más de un 60%

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información